La historia

GENERAL MICHAEL CORCORAN, USA - Historia

GENERAL MICHAEL CORCORAN, USA - Historia



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

ESTADÍSTICAS VITALES
NACIÓ: 1827 en el condado de Donegal, IRLANDA.
MURIÓ: 1863 en Fairfax Court House, VA.
CAMPAÑA: First Bull Run y ​​Suffolk (VA).
RANGO MÁS ALTO ALCANZADO: General de brigada.
BIOGRAFÍA
Michael Corcoran nació en el condado de Donegal, Irlanda, el 21 de septiembre de 1827. Su padre había sido oficial en el ejército británico y el joven Corcoran emigró a los Estados Unidos en 1849. En 1859, se convirtió en coronel de la 69a milicia de Nueva York. ; pero perdió el puesto al año siguiente, cuando se negó a hacer desfilar el regimiento ante el Príncipe de Gales, que estaba de visita. Se salvó de un consejo de guerra porque el comienzo de la Guerra Civil lo convirtió en un activo importante para el ejército de los EE. UU. Debido a su capacidad para criar voluntarios irlandeses. Corcoran se convirtió en un héroe en la Primera Batalla de Bull Run, pero fue capturado. Durante el asunto de la "Hechicera", Corcoran fue el oficial de la Unión elegido por sorteo para convertirse en rehén confederado. Rechazando la libertad condicional, Corcoran no fue intercambiado hasta agosto de 1862. Tras su liberación, fue nombrado general de brigada y fue invitado a cenar con el presidente Lincoln. Corcoran continuó sus esfuerzos para reclutar estadounidenses irlandeses para la Unión y formó la Legión Corcoran (también llamada Legión Irlandesa). Se desempeñó como comandante de división en el VII Cuerpo / Ejército de Virginia, especialmente en Suffolk, Virginia en abril de 1863; más tarde comandó una división en el XXII Cuerpo de Defensas de Washington. El 22 de diciembre de 1863, Corcoran se cayó de un caballo cerca de Fairfax Court House, Virginia, y murió aplastado bajo su caballo.

Michael Corcoran

Michael Corcoran (21 de septiembre de 1827-22 de diciembre de 1863) fue un general irlandés estadounidense en el Ejército de la Unión durante la Guerra Civil estadounidense y un confidente cercano del presidente Abraham Lincoln. [2] Como coronel, dirigió el 69º Regimiento de Nueva York a Washington, DC y fue uno de los primeros en servir en la defensa de Washington al construir Fort Corcoran. Luego llevó al 69 a la acción en la Primera Batalla de Bull Run. Después de la promoción a general de brigada, dejó el 69 y formó el Legión Corcoran, que consta de al menos otros cinco regimientos de Nueva York.


El hijo de inmigrantes irlandeses que llevaron a la captura del asesino de Abraham Lincoln

La mayoría de la gente conocerá el nombre de John Wilkes Booth, el hombre que asesinó al decimosexto presidente de Estados Unidos, Abraham Lincoln, el 14 de abril de 1865, pero ¿cuántos conocen el nombre del irlandés que arrinconó al villano?

Edward P. Doherty es uno de los héroes desconocidos de la historia irlandesa estadounidense, el hombre que rastreó al asesino de Lincoln, John Wilkes Booth. Era feroz y orgullosamente irlandés, y se alistó en la Brigada Irlandesa durante la Guerra Civil. Nació el 26 de septiembre de 1838 en Wickham, Canadá Este, de padres inmigrantes del condado de Sligo.

Llegó a Nueva York en 1860 y vivía allí cuando estalló la Guerra Civil estadounidense. Se alistó en una unidad de milicia de 90 días y fue asignado como soldado raso a la Compañía A de los 71. ° Voluntarios de Nueva York el 20 de abril de 1861. Fue asignado a la 2.a Brigada del Coronel Ambrose Burnside en la 2.a División del General de Brigada David Hunter, fue capturado por los confederados durante la Primera Batalla de Bull Run, la primera gran batalla terrestre de la Guerra Civil Estadounidense que tuvo lugar el 21 de julio de 1861, cerca de Manassas, VA. Mientras estaba prisionero, se escapó audazmente. Finalmente, el 71 ° Regimiento, junto con Doherty, se reunieron el 9 de agosto de 1861.

Doherty se convirtió en Capitán de la Legión Corcoran, formada por su compañero de prisión de la Primera Batalla de Bull Run, el general irlandés-estadounidense Michael Corcoran, quien era un íntimo confidente de Abraham Lincoln. Doherty sirvió durante dos años antes de ser nombrado primer teniente de la 16a Caballería de Nueva York el 12 de septiembre de 1863. El regimiento fue asignado a la defensa de Washington, DC durante la guerra, donde Doherty se distinguió como oficial.

El camino de Doherty se cruzó con John Wilkes Booth, el hombre que asesinó al presidente Abraham Lincoln después de que terminó la guerra. Según un testigo presencial de History.com, en la noche del 14 de abril de 1865, Booth disparó contra el presidente y luego huyó del caos que acababa de crear arrojándose sobre la pared del palco presidencial en el Ford's Theatre. Detrás de él yacía un presidente Lincoln inconsciente y moribundo, con una bala calibre 50 alojada en su cerebro.

Mientras caía en picado por el aire, Booth se golpeó el pie con el banderín que decoraba el frente del palco presidencial, perdió el equilibrio y se estrelló contra el piso del escenario de abajo. Haciendo caso omiso del dolor de su pierna izquierda rota, Booth, siempre el actor, se puso de pie cojeando y corrió hacia el fondo del escenario, se detuvo y pronunció su última línea en el escenario, "Sic Semper Tyrannis". (Así siempre con los tiranos). Booth luego desapareció en la noche.

Booth huyó al sur a caballo y, después de reunirse con uno de sus co-conspiradores, David Herold, recogió un alijo de suministros de la posada de Maryland dirigida por una mujer llamada Mary Surratt. Con su pierna que necesitaba atención médica, Booth y Herold fueron a la casa de un Dr. Samuel Mudd para que le arreglaran la pierna. Después de que Mudd les ordenó salir de su propiedad, fueron ayudados brevemente por una variedad de soldados confederados y simpatizantes mientras se dirigían hacia el Potomac para cruzar a Virginia. Una vez que cruzaron, buscaron refugio en un granero en la granja de Richard Garrett.

Fue allí casi dos semanas después de que le dispararan a Lincoln cuando los soldados de la Unión de la 16ª Caballería de Nueva York encontraron a Booth y Herold.

Lo siguiente es el relato del teniente Edward P. Doherty de lo que sucedió, que Eyewitness History adaptó de un artículo que Doherty escribió para Century Magazine en 1890, titulado "Persecución y muerte de John Wilkes Booth".

La cuenta del oficial a cargo

El 24 de abril de 1865, el teniente Edward Doherty se sienta en un banco frente a la Casa Blanca conversando con otro oficial. La llegada de un mensajero interrumpe la conversación. El mensajero lleva órdenes que indican a Doherty que dirija un escuadrón de caballería a Virginia para buscar a Booth y Herold. Mientras recorría el campo alrededor del río Rappahannock, se le dice a Doherty que los dos fugitivos fueron vistos por última vez en una granja propiedad de Richard Garrett. Doherty lleva a su escuadrón a la granja y llega en las primeras horas de la mañana del 26 de abril.

"Desmonté y llamé con fuerza a la puerta principal. El viejo señor Garrett salió. Lo agarré y le pregunté dónde estaban los hombres que habían ido al bosque cuando pasó la caballería la tarde anterior. Mientras hablaba con él algunos de los hombres habían entrado en la casa para registrarla. Pronto uno de los soldados gritó: "¡Oh, teniente! Tengo un hombre aquí que encontré en el granero". Era el joven Garrett, y pregunté el paradero de los fugitivos. Él respondió: "En el granero". Dejando a algunos hombres alrededor de la casa, nos dirigimos hacia el granero, que rodeamos. Pateé la puerta del granero varias veces sin recibir respuesta. Mientras tanto, otro hijo de los Garrett había sido capturado. El granero estaba asegurado con un candado, y el joven Garrett llevaba la llave. Abrí la puerta y nuevamente llamé a los internos del edificio a que se rindieran.

Después de un poco de retraso, Booth dijo: '¿Por quién me llevas?'

“Le respondí: 'No hay ninguna diferencia. Salga'.

“Él dijo: 'Soy un lisiado y solo'.

“Le dije: 'Sé quién está contigo y es mejor que te rindas'.

“Él respondió: 'Puede que mis amigos me tomen, pero no mis enemigos'.

“Le dije: 'Si no sales, quemaré el edificio'. Le ordené a un cabo que amontonara un poco de heno en una grieta de la pared del granero y le prendió fuego al edificio.

“Mientras el cabo recogía el heno y la maleza, Booth dijo: 'Si vuelves aquí, te atravesaré con una bala'.

Entonces le indiqué al cabo que desistiera, y decidí esperar a que amaneciera y luego entrar al granero por ambas puertas y controlar a los asesinos.

Booth dijo entonces con voz arrastrada. '¡Oh, Capitán! Hay un hombre aquí que quiere rendirse terriblemente'.

“Le respondí: 'Será mejor que sigas su ejemplo y salgas'.

“Su respuesta fue: 'No, no he tomado una decisión, pero aleja a tus hombres a cincuenta pasos y dame una oportunidad para salvar mi vida'.

“Le dije que no había venido a pelear que tenía cincuenta hombres y que podía llevarlo.

Luego dijo: 'Bueno, mis valientes muchachos, prepárenme una camilla y coloquen otra mancha en nuestro glorioso estandarte'.

"En este momento Herold llegó a la puerta. Le pedí que me entregara los brazos, él respondió que no tenía ninguno. Le dije que sabía exactamente qué armas tenía. Booth respondió: 'Soy dueño de todas las armas y es posible que tenga que usar ellos sobre ustedes, caballeros. Entonces le dije a Herold: 'Déjame ver tus manos'. Los metió por la puerta parcialmente abierta y lo agarré por las muñecas. Se lo entregué a un suboficial. Justo en ese momento escuché un disparo y pensé que Booth se había disparado. Al abrir la puerta, vi que la paja y el heno detrás de Booth estaban en llamas.

"Llevaba una muleta y una carabina en la mano. Corrí al granero en llamas, seguido por mis hombres, y mientras caía lo agarré por debajo de los brazos y lo saqué del granero. El edificio en llamas se estaba volviendo demasiado caliente, hice que lo llevaran a la galería de la casa de Garrett.

"Booth recibió su disparo mortal de esta manera. Mientras yo sacaba a Herold del granero, uno de los detectives fue a la parte trasera y, sacando una paja que sobresalía, le prendió fuego. Yo había colocado al sargento Boston Corbett en una grieta grande en el costado del granero, y él, al ver por el heno en llamas que Booth apuntaba con su carabina a Harold oa mí, disparó, para inutilizarlo en el brazo, pero Booth hizo un movimiento repentino, el objetivo erró y la bala dio en el blanco. Booth en la parte posterior de la cabeza, aproximadamente a una pulgada debajo del lugar donde su disparo había entrado en la cabeza del Sr. Lincoln. Booth me pidió por señas que levantara las manos. Las levanté y él jadeó: '¡Inútil, inútil!' Le dimos brandy y agua, pero no pudo tragarla. Envié a Port Royal a buscar un médico, que no pudo hacer nada cuando llegó, y a las siete en punto Booth exhaló su último suspiro. Llevaba consigo un diario, un cuchillo bowie grande, dos pistolas, una brújula y un calado en Canadá por 60 libras ".

El cuerpo de Booth fue llevado al Potomac y enterrado bajo el piso de una penitenciaría en Washington, DC. David Herold fue juzgado con otros tres conspiradores. Todos fueron declarados culpables, incluida Mary Surratt, propietaria de la taberna donde se detuvo Booth, fueron ahorcados el 7 de julio de 1865.

Después de la guerra, Doherty estableció un negocio en Nueva Orleans antes de regresar a Nueva York, donde trabajó como inspector de pavimentos de calles hasta su muerte en 1897 a la edad de 59 años. En sus últimos años, fue dos veces Gran Mariscal del Memorial. Desfile del día y residió en Manhattan en 533 West 144th Street. Está enterrado en el cementerio nacional de Arlington.


Civita milito

Kun la ekapero de milito, la militkortumo estis faligita kaj Corcoran estis reenpostenigita al sia komando ĉar li estis instrumenta en alportado de aliaj irlandaj enmigrintoj al la sindikatcelo. Li kondukis la 69-a al Vaŝingtono kaj servis tempeton en la Washington-defendoj konstruante Fort Corcoran. En julio li gvidis la regimenton en agon ĉe la First Battle of Bull Run (Unua Batalo de Akcifesto) kaj estis prenita kaptito. Corcoran estis unu el la fondintoj de la Feniano-Frateco en Ameriko. Dum en malliberejo, Corcoran skribis, "Unu duono de mia koro estas Erin, kaj la aliaj duono estas Ameriko. Dio benu Amerikon, kaj iam konservas ŝin la azilo de la tuta premita de la tero, estas la sincera preĝo de mia koro."

En abril de 1863 Corcoran estis implikita en okazaĵo kiu finiĝis kun Corcoran-pafado kaj mortigado de Edgar A. Kimball, komandanto de la 9-a New York Volunteer Infantry Regiment (Regimiento de infantería de voluntarios de Nueva York). Corcoran provis pasi tra la areo de la 9-a New York sen donado de la postulata pasvorto post ricevado de la defio de gardostaranto. Kiam Kimball intervenis sur la flanko de la gardostaranto, Corcoran-pafo Kimball. [14] Corcoran ne estis akuzita je krimo aŭ riproĉita, kaj daŭre servis.


Lincoln y los irlandeses: la historia no contada de cómo los irlandeses ayudaron a Abraham Lincoln a salvar la Unión

"Con la palabra refugiado Tan divisivo ahora como lo ha sido siempre, el libro de O'Dowd, que examina cómo recién salidos del barco los migrantes que huyen del hambre y la persecución ayudaron a salvar la Unión, no podría haber sido mejor cronometrado ".

Se estima que ya se han escrito más de 15.000 libros sobre Abraham Lincoln. Sin embargo, vale la pena leer esta última oferta, especialmente si está buscando poner un poco más de carne en los huesos de las conexiones irlandesas con esta figura histórica imponente.

La presentación del libro es más una colección de ensayos o artículos que un volumen coherente. Si bien la repetitividad de ciertos hechos irrita a veces, es sin embargo una lectura fascinante con fragmentos de información y coincidencias que fascinan, además de un texto informativo.

Desde su muerte, Abraham Lincoln ha disfrutado de un estatus de culto en todo el mundo. León Tolstoi, por ejemplo, declaró: "La grandeza de Napoleón, César o Washington es solo la luz de la luna por el sol de Lincoln". Sin embargo, el camino de la historia estadounidense y uno de sus mayores hijos podría haber sido muy diferente. James Shields, un "soltero valiente y exaltado del condado de Tyrone, Irlanda", desafió a Lincoln a un duelo en 1842. Afortunadamente para el mundo, los dos Segundos intervinieron en el último minuto, evitando la muerte segura de al menos uno de los combatientes, con una apresurada disculpa. Aun así, según O'Dowd, Lincoln tenía bastantes posibilidades de victoria, ya que había seleccionado astutamente "espadas de caballería del tamaño más grande" como su elección de armas. Con su altura imponente, miembros largos y, por lo tanto, mayor alcance, Lincoln seguramente habría tenido la ventaja. Si la elección hubiera sido pistolas y el duelo hubiera continuado, es casi seguro que lo hubieran matado.

A pesar del siniestro encuentro temprano de Lincoln con un irlandés, admiraba y disfrutaba de la compañía de muchos de los irlandeses con los que se cruzó, incluso Shields, con quien casi cruzó espadas, siguió siendo un amigo.

De hecho, sin el contingente irlandés en el ejército de la Unión, el resultado de la guerra civil podría haber sido muy diferente. Lincoln sabía que el resultado de la lucha eventualmente se reduciría a un juego de números, y el número de soldados irlandeses que luchaban en la esquina de la Unión resultó decisivo. En batalla tras batalla, los regimientos de soldados irlandeses fueron el factor crucial. Pero muchos miles de irlandeses fueron masacrados y las acusaciones de "carne de cañón" alimentaron los disturbios por reclutamiento de la ciudad de Nueva York en 1863. Sin embargo, todavía se alistaron, o fueron engatusados ​​por medios justos o impuros, en los brazos de la Unión incluso cuando salieron del barco de Irlanda.

O'Dowd le da crédito a tres irlandeses en particular por haber apoyado a Lincoln con la gran cantidad de números que podrían atraer a la refriega. El primero, Thomas Francis Meagher, había rechazado su origen privilegiado en Waterford, Irlanda y había emigrado a los Estados Unidos. Lideró la victoriosa brigada "Fighting 69th" como Mayor General, lo que llevó a Lincoln a besar la bandera 69 y exclamar "Dios bendiga la bandera irlandesa".

El segundo irlandés era conocido como "Dagger John", el principal líder católico de Estados Unidos, el arzobispo John Hughes, quien "entregó a los irlandeses a las filas de la Unión" en gran número.

El menos famoso general Michael Corcoran fue un héroe irlandés en un momento en que el sentimiento antiirlandés podía ser tan fuerte como el anti-esclavitud. Corcoran también era el principal feniano de EE. UU., El ejército secreto que algún día libraría una batalla mucho más importante para: la lucha por expulsar a los británicos de Irlanda, utilizando la experiencia adquirida durante la Guerra Civil estadounidense.

Las “fake news” de la época fueron igualmente desagradables y pedalearon ferozmente por ambos lados. Las líneas racistas se trazaron y profundizaron, no solo con sentimientos antiirlandeses, sino que con frecuencia se burlaron de los irlandeses con afirmaciones de que eran los más propensos a perder a sus mujeres por “Mestizaje: la teoría de la mezcla de. . . el blanco y el negro ". Un panfleto de la época ensalzaba no sólo que las mujeres blancas irlandesas aman a los hombres negros, sino también que “los irlandeses eran más bajos que los negros. . . una raza más brutal y más baja en civilización ".

Sin embargo, a pesar de las sospechas y el odio de estos inmigrantes, Lincoln y la Unión prevalecieron, en gran parte gracias al gran número y al espíritu de lucha de sus soldados irlandeses. Con la palabra refugiado Por más divisivo que haya sido ahora, el libro de O'Dowd, que examina cómo los inmigrantes recién desembarcados que huyen del hambre y la persecución ayudaron a salvar la Unión, no podría haber sido mejor cronometrado.


Segunda Guerra Mundial [editar | editar fuente]

Insignia de la manga del hombro de la 27a División de Infantería

Durante la Segunda Guerra Mundial, el regimiento nuevamente sirvió con distinción. Aún designado como 165º de Infantería, sirvió en la 27ª División (División de la Guardia Nacional del Estado de Nueva York en ese momento) y fue federalizado el 15 de octubre de 1940. Primero fue enviado a Alabama y Louisiana para su entrenamiento. Una semana después de Pearl Harbor, fue enviado a Inglewood, California para ayudar en la defensa de la costa oeste. A partir de enero de 1942, el regimiento se dirigió a Hawai a través de Fort Ord y San Francisco. & # 9112 & # 93

Isla Makin [editar | editar fuente]

Asignados por primera vez a la defensa de la isla en Kauai, fueron llamados a Oahu en octubre para comenzar a entrenar para los desembarcos del 20 de noviembre de 1943 en la isla Butaritari del atolón Makin, parte de las islas Gilbert. Allí se complementó con artillería y blindaje para convertirse en el 165 ° Equipo de Combate del Regimiento. Los batallones de infantería primero y tercero de los regimientos aterrizarían en la playa occidental ("Roja"), que se esperaba que fuera la más fuertemente defendida, y el segundo batallón aterrizaría en la playa Norte ("Amarilla") para atrapar a los defensores por detrás . Los japoneses en realidad mantuvieron sus fuerzas cerca de la playa norte, por lo que la resistencia en la playa Roja fue mínima. A pesar de esto, el coronel Gardiner Conroy, comandante del regimiento, murió allí mientras dirigía tanques para apoyar a los soldados de infantería. Los desembarcos del segundo batallón fueron más difíciles debido a la presencia del enemigo y la necesidad de vadear desde 250 y 160 yardas, pero al mediodía la playa estaba segura. El 21 de noviembre, el regimiento aseguró la aldea de Butaritari y soportó una carga de Banzai esa noche. El regimiento continuó barriendo la isla y, a media mañana del 23 de noviembre, se envió la señal "Makin Taken". & # 9112 & # 93

2.o Batallón, 165.o Desembarco de Infantería durante la Batalla de la Isla Makin

Saipán [editar | editar fuente]

Para la invasión de Saipan, la 27ª División sirvió como reserva flotante. Los infantes de marina desembarcaron el 15 de junio de 1944, pero sufrieron grandes bajas, por lo que el Fighting 69th fue la primera unidad del ejército en tierra cuando lideró el aterrizaje de refuerzo a las 1:17 y # 160AM del 17 de junio. Al anochecer, a pesar de la fuerte oposición, el segundo batallón llegó Aslito Airfield, mientras que el primer batallón luchó por el control de la cresta entre el aeródromo y Cabo Obian. El aeródromo fue capturado al día siguiente y el regimiento comenzó las operaciones de limpieza hacia Nafutan Point. Luego, el regimiento fue redistribuido para despejar "Purple Heart Ridge" el 23 de junio, y lo logró el 27 a pesar del fuerte fuego flanqueante. Luego ayudó a limpiar Hill Able y Hill King en el "Valle de la Muerte" y avanzó hasta el puerto de Tanapag en la costa oeste de la isla el 4 de julio. El 7 de julio atacó Makunsha y la aseguró el 8 de julio. La isla fue declarada asegurada en julio. 9, aunque la resistencia aislada continuó durante un año. & # 9112 & # 93 Durante los meses de julio y agosto, el regimiento limpió focos aislados en las montañas y acantilados de Saipan. A partir de mediados de agosto, la unidad se trasladó a las Nuevas Hébridas para descansar y rehabilitarse. El 25 de marzo de 1945, la 27.a División zarpó de Espíritu Santo y llegó a Okinawa el 9 de abril de 1945.

Okinawa [editar | editar fuente]

En Okinawa, los aterrizajes se realizaron en la costa oeste en las cercanías del aeródromo de Kadena el 1 de abril de 1945, con las divisiones 1 y 6 de la Infantería de Marina barriendo el noreste y la 7ma división del Ejército moviéndose hacia el sur a lo largo de la costa este y la 96 división moviéndose hacia el sur por la costa este. centro de la isla. El Fighting 69th como parte de la 27th Division volvió a servir como reserva flotante. Los infantes de marina encontraron poca resistencia y las dos divisiones del ejército se movieron rápidamente hacia el sur hasta que el 6 de abril chocaron de frente con la línea de Manchinato, previamente desconocida y muy fuerte, cuando fueron rechazados con muchas bajas, se agregó la 27a división a su flanco derecho a lo largo del oeste. costa para ser parte de un asalto coordinado que comenzó el 19 de abril. El 69 de Combate formó el lado derecho de la línea de división y cuerpo a lo largo de la costa occidental y se abrió camino hacia el sur.

El terreno y la defensa eran formidables. Numerosas crestas, túneles y fortines preparados fueron utilizados por el enemigo en una tenaz defensa. Los dos batallones tuvieron que luchar intensos y continuos hasta el 26 de abril para asegurar el aeródromo de Manchinato. Durante este compromiso, las acciones de la Compañía F en la superación de obstáculos, mientras que eran extremadamente superadas en número y cortadas, dieron como resultado una Mención de Unidad Distinguida y se redactó como un estudio del personal sobre la eficacia de las unidades pequeñas. & # 9112 & # 93 Sargento. (entonces PFC.) Alejandro R. Ruiz fue galardonado con la Medalla de Honor por sus acciones mientras se desempeñaba en la Compañía A en la cresta.

Tras el asalto y la captura de esta línea defensiva clave, el agotado XXIV Cuerpo de Ejército fue relevado el 1 de mayo por las dos divisiones de infantería de marina y las divisiones de infantería 77 y 7 para el próximo asalto hacia el sur. La 27ª División con la Lucha contra la Sexagésima Novena luego asumió los deberes de las dos Divisiones de Marines para asegurar el extremo norte relativamente más tranquilo de la isla. & # 9112 & # 93 El enemigo luchó encarnizadamente en Onnatake Hill desde el 23 de mayo hasta el 2 de junio, antes de perder el punto fuerte. Después de un período de limpieza, la división abandonó Okinawa el 7 de septiembre de 1945, se trasladó a Japón y ocupó las prefecturas de Niigata y Fukushima.

En total, el regimiento sufrió 472 muertos en acción durante su servicio en la Segunda Guerra Mundial.


JEREMÍAS MEE Y LT. COL GERALD BRYCE FERGUSON SMYTH - ESTACIÓN LISTOWEL RIC 19 DE JUNIO DE 1920

Agente de la Policía Real Irlandesa Jeremiah Mee

Hoy hace cien años, la política de represalias no oficial pero muy real del gobierno británico fue articulada —en Listowel, Co. Kerry RIC Station— por uno de sus funcionarios en lo que presumía ser un ambiente comprensivo. Desafortunadamente para Smyth, y para una administración británica avergonzada, muchos de los miembros de su audiencia estaban lejos de ser comprensivos y uno en particular, el agente intervencionista Jeremiah Mee, tomó medidas basándose en el mensaje sumamente perturbador que Smyth transmitió ese día.

El veterano de la Primera Guerra Mundial, el teniente coronel Gerald Bryce Ferguson Smyth, había sido nombrado recientemente al mando divisional de la Policía Real Irlandesa de Munster, migrando del ejército a la policía. Su némesis, Jeremiah Mee, se unió al RIC a la edad de 19 años en 1911. Sirvió nueve años en diferentes partes de Co.Sligo. Mientras estaba en Grange, donde pasó parte de su tiempo persiguiendo a los fabricantes de poitín con alambiques en alta mar, participó activamente en los movimientos para formar una unión de agentes de policía de RIC. Esto no fue bien recibido por sus superiores y fue trasladado, en 1919, a Listowel Co. Kerry.

En mayo de 1920, cuando la Guerra de la Independencia comenzó a intensificarse en Kerry, se estacionó una fuerza militar en la cercana Ballinruddery bajo el mando del Capitán Chadwick. En junio, se informó a los hombres del RIC de Listowel que debían desalojar sus cuarteles y dejar paso al Ejército.

“Celebramos una reunión en el comedor. Todos los hombres estaban emocionados. Algunos se sintieron decepcionados por las transferencias, otros se sintieron decepcionados por varias cosas. Después de mucha discusión, me dirigí personalmente a los hombres en la sala de estar. Señalé que se había declarado una guerra al pueblo irlandés y que, mirando el caso desde el punto de vista más egoísta, teníamos que considerar nuestra posición. Evidentemente, se nos pidió que participáramos con los militares en golpear a nuestra propia gente. Podría encontrarme disparando contra la madre de uno de mis compañeros, mientras que él dispararía contra mi madre en Galway. Señalé que en una guerra debe suceder una de dos cosas. Teníamos que ganar o perder. Supuse que ganaríamos la guerra con la ayuda del ejército británico. Cuando hubiéramos derrotado a nuestra propia gente, los militares británicos regresarían a su propio país y nos quedaríamos con nuestra propia gente a la que, con la ayuda del gobierno británico, habíamos aplastado y derrotado. Ese sería el mejor lado de nuestro caso. Si perdiéramos la guerra, la situación sería aún peor. Sugerí que, en lugar de transferirnos, ocuparíamos el cuartel y nos negaríamos a entregarlo al ejército británico. Teníamos bombas, rifles y revólveres, y cualquier cantidad de municiones y no había ninguna razón por la que no pudiéramos mantener el cuartel al menos durante unos días. A esto recibí una entusiasta ovación de todos y cada uno de los hombres. Inmediatamente estuvieron de acuerdo en que se negarían a entregar el cuartel. No había una sola voz disidente en él. Todos los hombres estaban allí, incluido el sargento, pero no el inspector del distrito ni el jefe de policía. Entonces se decidió que yo representaría a los hombres que estaban a punto de ser trasladados del cuartel, y el agente Lillis representaría a los cuatro hombres que permanecerían en el cuartel ...

A las diez de la noche del 18 de junio llegó un mensaje telefónico del Inspector del Condado al Inspector del Distrito indicándole que tuviera a los hombres listos para desfilar con armas laterales (cinturón y espada) para encontrarse con el Coronel Smyth * a las diez en punto. Reloj a la mañana siguiente, 19 de junio. No se dieron detalles.

El coronel Smyth había sido nombrado comisionado de división de Munster el 3 de junio, apenas dos semanas antes. Su nombramiento fue directo del gabinete británico y se le dio el mando completo de las fuerzas armadas y la policía de todo Munster. Más allá del hecho de que fue nombrado Comisionado, no sabíamos nada sobre él, ni tampoco nuestro Inspector de Distrito ".

Los altos mandos de RIC empezaron a llegar a las 10.30 de la mañana del 19 de junio. El coronel Smyth acompañaba al inspector general de la RIC, el general Tudor, y una escolta militar y policial de unos cincuenta hombres.

Sin duda, esta demostración de fuerza tenía la intención de aterrorizar y atemorizar a nuestra pequeña guarnición interior, y debo admitir que nunca me sentí menos alegre en mi vida. Sin embargo, nuestros hombres resistieron la prueba espléndidamente y, aunque pudo haber habido tensión nerviosa, no hubo evidencia alguna de miedo.

Después de algún tiempo, los oficiales, tanto militares como de policía, diez o doce, entraron en la sala de estar donde estábamos reunidos. Se alinearon frente a nosotros, de espaldas a la chimenea y frente a nosotros. Hasta ese momento no teníamos la menor idea de lo que iba a pasar. El coronel Smyth, que sólo tenía un brazo, habiendo perdido el otro brazo en la guerra de 1914-18, fue directo al grano y procesó para dirigirse a nosotros sin hacer ninguna referencia a nuestra insubordinación previa y nuestra negativa a cooperar con los militares. Inmediatamente cuando comenzó a hablar, salí, lo saludé y le dije que entendíamos que esta conferencia iba a ser entre la policía y sus autoridades y que objetábamos la presencia de los oficiales militares. Por extraño que pueda parecer, el coronel Smyth no hizo ningún comentario sobre mi acción, mientras los oficiales militares se sonreían y salían silenciosamente de la habitación. El coronel Smyth volvió a comenzar su discurso y continuó:

“Bueno, hombres, tengo algo de interés que decirles, algo que estoy seguro de que no desearían que sus esposas escucharan. Voy a poner todas mis cartas sobre la mesa, pero debo reservar una carta para mí. Ahora, hombres, el Sinn Fein ha tenido todo el deporte hasta esto, ahora vamos a tener el deporte. La policía ha hecho un trabajo espléndido, considerando las probabilidades en su contra. No son lo suficientemente fuertes para hacer nada más que mantener sus cuarteles. Esto no es suficiente, mientras permanezcamos a la defensiva, el Sinn Fein tendrá la mano del látigo. Debemos tomar la ofensiva y vencer al Sinn Fein con sus propias tácticas. La Ley Marcial, que se aplicará a toda Irlanda, entrará en vigor en breve, y nuestro plan de fusión debe estar completo para el 21 de junio. Se me ha prometido que todas las tropas de Inglaterra que necesite, miles vendrán a diario. Recibo 7.000 policías de Inglaterra.

Ahora hombres, lo que quiero explicarles es que deben fortalecer a sus compañeros en las estaciones remotas. Los militares tomarán posesión de los grandes centros donde tendrán el control de los ferrocarriles y las líneas de comunicación, y podrán moverse rápidamente de un lugar a otro. A diferencia de los policías que pueden actuar como individuos por iniciativa propia, los militares deben actuar en gran número bajo un buen oficial, debe ser un buen oficial o haré que lo destituyan. Si se quema un cuartel de la policía, o si el cuartel ya ocupado no es adecuado, entonces se debe apoderarse de la mejor casa de la localidad, arrojar a los ocupantes a la cuneta. Déjalo morir allí, cuanto más mejor. Debes salir al menos seis noches a la semana y salir del cuartel por la puerta trasera o el tragaluz para que no te vean. Las patrullas policiales uniformadas saldrán por la puerta principal como señuelo. La policía y el ejército patrullarán las carreteras rurales al menos cinco noches a la semana. No deben limitarse a las carreteras principales, sino atravesar el país, tender una emboscada, ponerse a cubierto detrás de vallas, cerca de las carreteras, y cuando se ve a civiles acercándose, gritan "manos arriba". Si la orden no se obedece inmediatamente, dispara y dispara con efecto. Si las personas que se acercan llevan las manos en los bolsillos o tienen algún aspecto sospechoso, tírelas. Es posible que cometa errores ocasionalmente y que disparen a personas inocentes, pero esto no puede evitarse y seguramente encontrará a las personas adecuadas a veces. Cuanto más dispare, más me gustará, y le aseguro que ningún policía se meterá en problemas por dispararle a un hombre. En el pasado, los policías se han metido en problemas por prestar testimonio en las investigaciones judiciales. De hecho, las indagatorias se convertirán en ilegales para que en el futuro no se pida a ningún policía que preste testimonio en las indagatorias. A los huelguistas de hambre se les permitirá morir en la cárcel, cuantos más, mejor. Algunos de ellos ya han muerto y, en un maldito mal trabajo, no se les permitió morir a todos. De hecho, algunos de ellos han sido tratados de una manera que sus amigos nunca escucharán. Un barco saldrá de un puerto irlandés en un futuro próximo con muchos Sinn Feiners a bordo. Les aseguro que nunca aterrizará.

Eso es casi todo lo que tengo que decirte. Queremos su ayuda para llevar a cabo este plan y acabar con el Sinn Fein. Cualquier hombre que no esté preparado para hacerlo es un obstáculo más que una ayuda y es mejor que deje el trabajo de inmediato ".

Entonces, el coronel Smyth, señalando al primer hombre en las filas, dijo: "¿Está preparado para cooperar?". El hombre, que resultó ser un inglés llamado Chuter, respondió: "El agente Mee habla por nosotros". Smyth señaló a cada hombre por turno, haciendo la misma pregunta y obteniendo la misma respuesta, hasta que llegó a mí. I was about the seventh man he addressed, and by the time he reached me I was so horrified by his speech that all our plans of the previous night had completely evaporated and, in any case, would have been useless for a contingency that now confronted us. In desperation, I stepped forward and said, “By your accent, I take it you are an Englishman. You forget you are addressing Irishmen.” He checked me there and said he was a north of Ireland man from Banbridge in the County Down. I said, “I am an Irishman and very proud of it.” Taking off my uniform cap, I laid it on the table in front of Colonel Smyth and said, “This too is English you may have it as a present from me”. Having done this I completely lost my temper and, taking off my belt and sword, clapped them down on the table, saying, “These too are English and you may have them. To Hell with you, you are a murderer.” At this, Colonel Smyth quietly said to District Inspector Flanagan, “Place that man under arrest”. District Inspector Flanagan and Head Constable Plover came forward and linked me out of the room down to the kitchen which was at the far end of the corridor, and remained there with me for a few minutes. In less than four or five minutes after going into the kitchen with the Head Constable and the District Inspector, I heard a wild stampede down the corridor and in rushed the whole crowd of my comrades whom I had left in the day-room. They were highly excited and half dragged and half pushed me back into the dayroom. When we got to the dayroom, which I had left five minutes earlier, the room was empty. Divisional Inspector Smyth, General Tudor and the other police officers were in the District Inspector’s office with the door closed. Colonel Smyth’s uniform cap was still on the dayroom table. District Inspector Flanagan and Head Constable Plover went into the District Inspector’s office and joined the other officers. In the dayroom then men were in an angry mood and all was excitement, some going so far as suggesting that Smyth deserved to be shot.’

Mee transcribed Smyth’s speech from memory and sent it to what he calls ‘Republican headquarters’. 6 July Mee and four other Listowel policemen, as he puts it himself, ‘left the force without either resigning or being dismissed’. They took revolvers and ammunition with them.

‘On 10 th July the Smyth speech was published, fully, in the Freeman’s Journal, a daily newspaper published in Dublin. On the following day John Donovan and myself went to Dublin where we made contacts with members of the Dáil Cabinet, Michael Collins, Erskine Childers, Madame Markievicz, Alex McCabe T.D., as well as Thomas Johnson and William O’Brien of the Labour party and Martin Fitzgerald of the Freeman’s Journal in the offices of the Irish Labour Party. The object of the meeting was to get from us the full facts of the Listowel episode. It should be mentioned that the publication of the Smyth speech was one of the reasons for the breaking up of the Freeman’s Journal by the British forces and the subsequent arrest of the owner and editor, Messrs. Fitzgerald and Hooper.

During this interview it was plain to us that Michael Collins did not think that the British government was dastardly enough to conceive a scheme of the kind outlined by Colonel Smyth to the police at Listowel. Childers on the other hand, seemed to have no doubt whatever that the British government were capable of conceiving and carrying out the scheme and for that reason justified his having published the case in the Irish Bulletin from which paper the Freeman’s Journal had published it.

Thomas Johnson and William O’Brien of the Labour Party went to London to attend an international Labour conference. They raised the question of Smyth’s speech and handed copies of the Freeman’s Journalcontaining Smyth’s speech to each delegate attending the conference. This caused uproar at the conference and the Irish delegates got the full backing of British Labour in demanding an investigation into Colonel Smyth’s speech. A Labour delegation later visited Ireland and reported fully on the Black and Tan atrocities.

On Wednesday 14 th July, T. P. O’Connor raised the question in the British House of Commons. He asked and was refused leave to move the adjournment of the house to discuss the incident and the remarks attributed to Divisional Commissioner Smyth as calculated to produce serious bloodshed in Ireland. Sir Hamar Greenwood’s reply on that date is very interesting. He said that Divisional Commissioner Smyth had informed him that “the instructions given to the police in Listowel were those mentioned in a debate in this House on 22 nd May last by the Attorney General for Ireland, and he did not exceed those instructions.” For once, Hamar Greenwood spoke the truth for, as I shall prove later, Smyth was the spokesman of the British Cabinet and the instructions given to us were the exact instructions sanctioned by the British Cabinet on 22 nd May, 1920.

Colonel Smyth’s address to the police at Listowel got the widest publicity, both in Great Britain and America, and caused quite a sensation as it was taken that Smyth was acting as spokesman of the British government and there was a general outcry and demand for a full investigation. Lloyd George, the British Prime Minister, finding himself in a tight corner, gave a promise of a full investigation but said that, before doing so, he would call Smyth to London to get the full details from Colonel Smyth personally

With things in this mess, Colonel Smyth was called to London to see the Prime Minister, Lloyd George. Smyth did not, or could not, deny having incited the police to commit open murder, since those were his instructions from the Prime Minister himself. The fact that Colonel Smyth had lost an arm in the war and had at least a dozen medals for bravery in the field counted for little now that the British Cabinet had to be saved. After two days in London, Lloyd George sent him back to Cork, ostensibly to regulate police duty for the assizes but with full knowledge of the fact that this brave officer was going to his doom. Once Colonel Smyth’s instruction to “shoot at sight” was published, it must have been clear even to Lloyd George that Smyth was a marked man. Yet when he was shot dead in the Cork County Club a few days later, he had no bodyguard and not even a private soldier or policeman in the vicinity of the Club. This was a sad end to a great soldier betrayed by the treachery of the politician, Lloyd George. When Smyth’s wife heard the news of her husband’s death, she said, “My husband was a great soldier. It is a pity that he died in such a rotten cause. No doubt her natural womanly instinct told her of the great betrayal. It might be mentioned in this connection that, after the death of Smyth, his brother, Captain Smyth, who had an appointment in the War Office, volunteered for service in Ireland to avenge his brother’s death. He was shot dead while raiding Professor Carolan’s house in Drumcondra on the occasion when Dan Breen and Sean Treacy escaped.

When Colonel Smyth was dead, Lloyd George was then able to say, “I can’t now have an inquiry into the Listowel affair as our principal witness has been murdered.” In this way he shuffled shamelessly out of the inquiry which he never had the least intention of holding.

General Tudor, with other high-ranking officers, was present when Colonel Smyth delivered his infamous ultimatum to the RIC at Listowel. Why was General Tudor not summoned to London to give evidence of Smyth’s speech? The reason is that the British Cabinet were already committed to a policy of outrage and murder in Ireland. Investigation or inquiry was the last thing that the British Cabinet then desired. Colonel Smyth had been indiscreet enough to put their secret policy for bloodshed to the RIC at Listowel and for this he had to pay the extreme penalty. His death gave Lloyd George the breathing time he so much needed while he was being forced for an explanation and enquiry by an outraged public opinion even in Britain. It was only a chance that Listowel had been the scene of this explosion. Similar instructions had been issued to the officers of all other counties about. The police co-operated with the military but Listowel was the only barracks which had refused to co-operate. Hence Smyth’s visit and the display of force that accompanied it.

Immediately after Smyth was shot in Cork, I wrote to the daily press expressing regret at the death of Colonel Smyth and accusing the British government of connivance thereat. My letter was never published.’

Smyth’s speech had made him an obvious IRA target and on 17 July 1920 he was shot and killed in the smoking room of the Cork and County Club by a six-man IRA hit squad led by Dan O’Donovan. He was buried in Banbridge, Co. Down from where his mother’s family hailed. The funeral prompted a riot in which another man was killed.

Smyth’s brother, Osbert, also a World War 1 veteran, subsequently enlisted in the British struggle against the IRA and was himself killed in a shoot-out in Drumcondra during a failed attempt to capture or kill Dan Breen and Sean Treacy.

Jeremiah Mee himself became actively involved in organising resignations of RIC members under the aegis of the Labour department of Countess Markievicz. He later became an organiser of the boycott of goods coming from Belfast after the anti-nationalist pogroms in that city.


Saturday 20th May 2006, from Doolough to Louisburgh, Co. Mayo

Sligo is twinned with Kempten, Germany, Tallahassee, USA and Crozon, France. The 25th anniversary of the Crozon twinning was celebrated at a banquet (turkey and ham, Sir, or roast beef) at the Sligo Park Hotel last Wednesday.

Mayor of Crozon, Jean Corneoc and Mayor of Sligo Rosaleen O'Grady

"Co. Sligo Sidhe Gaoithe Strawboys" were invited &mdash but since Strawboy visits are a wedding tradition the leader wanted to know who was getting married. 'No one,' said they, 'we just want a bit of craic, we hear ye have great dancers and musicians.' 'We do', says they, 'but no wedding, no Strawboys! That's the rule. What about the Mayor of Sligo and the Mayor of Crozon hooking up,' the Strawboys suggested, trying to be helpful, 'they look like they'd be game for a bit of excitement.' 'Oh, hold your tongue,' says the inviter, 'sure aren't they married already!' 'Well,' says they, 'Couldn't they get married again for the night. Strawboys can do that sort of thing y'know. We don't know about the O'Grady wan but sure isn't yer man from Crozon far away from home. Who'll know?

Well, yer man's face fell a mile. He couldn't believe what was being suggested in holy Catholic Ireland, but do you know what, they went for it! Everyone had a great night. There's the happy couple in the picture on the right and, I don't know about Rosie, but, if you look close, behind Mayor Jean Corneoc's Cheshire cat smile there's a twinkle in them thar eyes: Look out Rosie. You know what they say about them French uns! You can't be too careful, and while we all want to be good Europeans there's only so much we're prepared to give up for the cause of fraternité!

Children's graveyard memorial almost ready

Mullaghmore Heritage Group was formed by a number of people, natives of Mullaghmore, who came together in 2005 with the intention of erecting a memorial at the children&rsquos graveyard known locally as Cill na Muckaun. The cemetery is situated approximately one mile east of Classiebawn castle.

As the graveyard is ancient, and infant mortality common in previous times, it is safe to say that most Mullaghmore residents have relations buried there. The committee's intention is to recognise the infant bones interred in this place, the dignity of life, and the grief and trauma of bereaved parents who were denied the comfort of interment of their beloved in consecrated ground.

The memorial is almost ready and will be installed some time next August. For more information go to bottom of page HERE.

Au revoir, now, back next week with more. Don't forget the famine walk:

May Customs in Sligo and Ireland

This week we will deviate from just strictly news to talk about Mayday customs. I hope you don't mind. Anyway there's nothing so earth-shattering happening around Sligo that it can't wait for a week!

When we were growing up the nuns taught us that May was Mary's month. To their smiling approval we made May altars ( yes, even the boys). We brought fresh flowers every few days and said fervent prayers to Mary. Somehow we just knew she appreciated it. It felt nice and special and gave us a warm feeling. The nuns beamed beatifically when, in answer to their questions, we vied with each other as to who had the best altar. It all made us feel close to the Blessed Virgin who lived in that mysterious, faraway place: Heaven.

Even the little blue and white plaster statue had a pleasurable look about it and Mary smiled a never ending smile, all through the whole month &mdash which is more than could be said for our parents who scowled and barked orders a lot more than they ever smiled. Do this, go there, feed the calves, put the hens up on the roost, put out the ashes did ye do yer lessons? The sally rod was always close by so there was no point in putting up a fuss. Children had no rights then and parents thought it, not just their duty, but a virtue to use the 'shtick'. 'Spare the rod and spoil the child' was dogma. The miseries were never-ending, so no wonder then that Mary's altar was a haven of peace, tranquility and a promise of better things to come.

No one ever told us then that Mayday was the beginning of the old Celtic quarter festival of Bealtaine. Or that May was Baal or Bel's month and the word Bealtaine derived from 'Bels fire', the fire of Belenos, Celtic God of the Sun. Maybe they didn't know! It might have taken 1,500 years but by the 1900s any taint of paganism that existed when St. Patrick came here was well squeezed out of us. ¿O fue?

If it was, then why did my mother and father gather mayflowers (Marsh Marigold) on May eve? And, if they did gather them, why didn't they put them on Mary's altar? They didn't, they threw some up on the roof and more on the threshold. Strange behaviour but it was to bless the house they said, and to bring good luck for the coming year. Practical people then! Better to keep all sides with you. Tenuous it may have been, but the old Gods held their place.

Of course there was the fairies to take into account as well. They were part of the old creed too and particularly busy about their mischief at this time of year. People bought milk from neighbours then. There was always someone with a cow in milk. No point in going to the shop. They didn't have any. There was no call for it! If a neighbour came in for milk on Mayday things were different to any other day &mdash they'd be very lucky to get any. No offense meant, but one could be giving away their luck by allowing the milk out of the house. If they relented, a drop of salt was put in the milk to neutralise any harm. No ashes was put out on that day for fear of throwing away the luck.

Neither was the cow byre cleaned out. The list was endless. And of course we still went to Mass on Sunday to cover the other side of things. You couldn't be too careful.

A load of superstitious nonsense I hear you say? Well, I don't know, certainly it never did us any harm. And like an old man said one time, 'People don't do this sort of thing so much anymore but that doesn't say they're any the better for it!' He has a point, so I think of the old innocent people and the beliefs that sustained them when I, and many others in Co. Sligo, carry on the ancient tradition of welcoming natures rebirth by bedecking the house with Mayflowers and glorious whin on May Eve. I hope you will next year as well!

Beannachtaí na Bealtaine agaibh go léir.

Hazelwood House Sold

The Sligo Weekender reports that the former Snia factory on the banks of Lough Gill in Sligo has been bought by a local consortium for between E7 and E10 million. The consortium, fronted by Sligo businessmen Ken McMoreland and Jackie McMahon bought the factory site which included Hazelwood House, a Georgian mansion in need of restoration.

One local group are hoping that the new owners will restore the Georgian house to its former glory, but the plans for the house, the factory and the land included in the sale are unknown.
The house was built in 1772 and was one of the most important ascendancy houses in Sligo for many years, being the seat of the Wynne family. It also served as a mental hospital and during the second world war was occupied by the Irish army.

While the plans for the Snia factory and Hazelwood House have not been revealed to the general public, it is expected the new consortium will develop a mixed-use scheme for the site, possibly featuring recreation facilities, holiday homes and maybe a hotel. As regards the future of Hazelwood House, any development or proposal will be closely followed by the Hazelwood House Action Group.

What else is new around Sligo?

Collooney: Is to get a new 10 lane bowling alley. Sandra Loftus, Happy Days Creche, Lisnalurg Sligo will be the proprietor.

Ballinode: As noted in an earlier news item this is the lambing season. Dogs play havoc at this time of year. The worst of a number of recent incidents happened on Tuesday morning at Ballinode. Padraig Devaney, responding to a telephone call from a neighbour, found 23 of his lambs dead when he went out to the field at 5.30 am. There have been other similar incidents at Glencar and Mullaghmore

Sligo: Following the appointment of a palliative care specialist, Dr. Donal Martin, the eight bed unit of North West Hospice is now open after being closed for the past 16 months.

Union Rock: On Easter Sunday morning a large crowd gathered atop Union Rock to hear Fr. A.B. O&rsquoShea of Sooey celebrate Mass and watch the sun rise. The Mass is inspired by the ancient custom of rising on Easter Sunday morning to greet the rising sun, pagan symbol of renewal and Christian symbol of the risen Christ

This adventurous swan was spotted recently wandering down Quay Street in Sligo town. The cheeky bird caused a number of cars to come to a standstill as bemused drivers looked on.
It was taxi-driver Johnny Murphy who finally squared up to the strolling swan and regained control of the road. Sligo Weekender's Colin Gillen came across the commotion while returning from the Ray D'Arcy radio show which was broadcasting live in the nearby Factory Theatre, home of the Blue Raincoat Theatre Company.
Apparently, the swan is a regular visitor to the area and is regularly seen stopping by the Tavern Bar, further down the street, for a quick drink.


DOJ Review

After switching up his legal team in 2019, Flynn moved to withdraw his guilty plea in January 2020, accusing prosecutors of "bad faith" after they sought a six-month prison sentence for him. Shortly afterward, Attorney General William Barr asked another district attorney to conduct a review of the federal investigation of Flynn, which, according to new lawyer Sidney Powell, produced evidence that showed her client had been "framed" by FBI.

On May 7, the Justice Department filed a request with a federal judge to drop the criminal case against Flynn. According to the filing, the DOJ considered the FBI&aposs investigation "no longer justifiably predicated," adding that it did not believe Flynn&aposs statements to be "material even if untrue." A few days later, the judge overseeing the case said he would set a schedule for outside parties to present arguments about the government&aposs unusual request for a dismissal. On June 24, U.S. District Judge Emmet G. Sullivan was ordered to dismiss the criminal case.


Gen. Charles Flynn, brother of former national security adviser, takes reins of US Army Pacific

FORT SHAFTER, Hawaii — Gen. Charles Flynn took command of U.S. Army Pacific on Friday, vowing to continue transforming the 90,000-soldier force into one that can meet the challenge of a rising China.

“Today, as China trends on an increasingly concerning path, presenting challenge to the free and open Pacific, the Army is charged to change once more,” Flynn said during a livestreamed ceremony at Fort Shafter. Media were not allowed to attend the event.

Flynn — the younger brother of Michael Flynn, who briefly served as national security adviser under former President Donald Trump — took the reins from Gen. Paul LaCamera, who will move on to command U.S. Forces Korea.

Flynn arrived from Washington, D.C., where he had served since June 2019 as deputy chief of staff for Army operations, plans and training. He has been stationed in Hawaii numerous times, most recently as deputy commanding general at U.S. Army Pacific.

Adm. John Aquilino, the head of U.S. Indo-Pacific Command, welcomed Flynn back to Hawaii during an address at the ceremony.

“I’m going to ask you to focus on seizing the initiative by thinking, acting and operating differently, to continue to execute the integrated deterrence needed to ensure the free and open Indo-Pacific,” Aquilino said. "NOSOTROS. Army Pacific Command is a vital part of our approach to generate a lethal combined joint force distributed west of the international dateline that can be protected, sustained and capable of fully integrating with all of our allies and partners.”

Addressing the audience, the Army’s chief of staff, Gen. James McConville, praised LaCamera for his part in developing and testing the Army’s first Multi-Domain Task Force, which is aimed at coordinating air, cyberspace, land, maritime, space and the electromagnetic spectrum in a battle environment.

Flynn said he expected to build upon that soon by incorporating long-range precision fires and integrated air missile defense.

U.S. Army Pacific is also calibrating its force posture to be more agile through prepositioning supplies in the theater to sustain the force, he said.

“If we operate, compete and fight domain-on-domain, we will cede advantages and put our future at risk,” Flynn said. “However, if we act, operate and fight as an integrated joint force – tightly linked to our allies and partners – there is no adversary on planet that can match this team.”

Flynn is a graduate of the U.S. Naval War College, where he earned a master’s degree in national security and strategic studies, according to his official bio.

Early in his career he was stationed at Schofield Barracks as operations officer for the 1st Battalion, 27th Infantry Regiment, 25th Infantry Division and later as operations officer of the division’s 2nd Brigade Combat Team.

From 2014 to 2016, he commanded the 25th, after which he served as deputy commanding general of U.S. Army Pacific until 2018.

He has commanded troops at the battalion and brigade levels within the 82nd Airborne Division and was deployed on combat tours in both Iraq and Afghanistan, according to his bio.

Flynn’s brother Michael, a retired Army lieutenant general, pleaded guilty to a felony count of “willfully and knowingly” making false statements to the FBI during its investigation looking into ties between Russia and Donald Trump’s 2016 presidential campaign. Trump pardoned him in November.

Over Memorial Day weekend, Michael Flynn made headlines after seeming to agree with an audience member at the “For God & Country Patriot Roundup” conference in Dallas that a military coup would be desirable in the United States.


Ver el vídeo: Watch Lady Gaga Perform The National Anthem At Bidens Inauguration. TODAY (Agosto 2022).